(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El Torneo Federal C fue protagonista de un hecho de violencia. Durante el partido definitorio que disputaban Andes Talleres y Boca de Bermejo, ocurrieron graves incidentes que obligaron al árbitro Sebastián Márquez a suspender el encuentro, cuando el local ganaba 2-1. Dos jugadores fueron heridos por proyectiles provenientes de la parcialidad del 'Matador'.


Todo se enturbió tras el descuento del 'Xeneize'. Los futbolistas fueron protagonistas de un breve enfrentamiento que terminó con la expulsión de Brian Sosa, jugador de Boca de Bermejo. El momento de furia se extendió más de la cuenta al trasladarse a las tribunas, cuando un pequeño grupo de hinchas del local buscaron a algunos aficionados del visitante que habían llegado. Ahí debieron involucrarse los futbolistas del 'Xeneize', en defensa de sus hinchas e, incluso, de familiares y allegados. Fue allí cuando Fernando Murciano y Leandro Gobbi se desplomaron en el suelo debido al impacto de un proyectil. La ambulancia que trasladó al último jugador al Hospital Central tardó más de media hora en llegar al estadio.


Luego de recibir el alta a las 22 horas de ayer, el jugador dio su testimonio sobre lo ocurrido. Expresó haberse acordado de todo y detalló los hechos, explicando que el proyectil era una piedra y que el golpe recibido fue ''al lado del ojo, muy cerca de la sien''.

 

 

En los próximos días, se conocerá la decisión tomada por el Consejo Federal y si habrá sanción a raíz de los graves incidentes que tuvieron lugar en Mendoza.