(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este domingo, alrededor de 2.500 socios votarán para nuevo presidente en Instituto de Córdoba. El sufragio arrancará a las 9 y finalizará a las 18 horas en la sede del club. De cara a los comicios, Doble Amarilla entrevistó a Tomás Roqué, candidato por la lista Renovación Albirroja.

En conversación con nuestro portal, Roqué se refirió a la actual gestión de Instituto, habló del proyecto de su agrupación para el club y opinó de la Primera Nacional e, inclusive, las Sociedades Anónimas Deportivas, sobre las cuales dijo que "hay que debatir en profundidad y con conciencia".

Roqué es integrante de la Subcomisión de Fútbol y fue parte activa en el armado del actual plantel de la Primera Nacional. Ahora decidió lanzarse al ruedo político desde una lista propia, encabezada con Pablo Calfayán como vice.

Además, cuenta con Lucas Favalli (ex jugador de Instituto y candidato a mánager) y Pablo Morellato (hijo del ex presidente Ricardo Morellato y candidato a secretario general). Se espera un marcado apoyo de Atilio y Daniel Pedraglio, socios notables de la entidad de Alta Córdoba.

 

LA ENTREVISTA COMPLETA:

- DOBLE AMARILLA: ¿Cómo decidió ser candidato a presidente de Instituto?

- TOMÁS ROQUÉ: Vengo trabajando de manera activa en la política interna del club desde hace más de diez años. Empecé en el departamento legal y técnico en 2008, después tuve un paso por la secretaría general del club en 2014-2016 y este año me sumé a la Subcomisión de fútbol. Decidí armar una lista con gente con la que trabajo hace tiempo, más una serie de jóvenes dirigentes. Nos largamos al ruedo político para traccionar de otra manera y trabajar con propuestas más firmes y concretas. Fue eso lo que me llevó a encabezar esta lista, sumado a la experiencia que he tenido en la institución.

- DA: ¿Qué le destaca y qué critica de la actual gestión del club?

- TR: Creo que esta gestión fue muy ordenada y prolija en el manejo de la convocatoria, manejaron muy bien el cierre de la parte numérica. Además, tienen un número importante de obras en cuanto a infraestructura, lo cual también han manejado bien. Dentro de todo, creo que el balance es positivo en la comisión actual.

- DA: ¿A qué no se compromete hacer nunca como presidente de Instituto en caso de ser elegido?

- TR: Prometer un ascenso. Creo que es un error garrafal que dirigentes hagan eso, eso se logra a través de un proyecto, de un tiempo, de una maduración deportiva y de saber conducir un plantel para que llegue a esos destinos. El club tiene que tener un buen plantel y un cuerpo técnico apropiado, dirigentes apropiados, socios, hinchada... tiene que estar todo encolumnado. Prometer un ascenso es una utopía y es un error que no se debe cometer.

- DA: ¿Qué es más importante en el aspecto económico-financiero: tener cada vez más socios, aumentar los ingresos por TV o tener sponsors fuertes?

- TR: La masa societaria es fundamental, es básico aumentar la cantidad de asociados. También es importante trabajar con un departamento de recursos financieros y de marketing, donde la marca Instituto sea comercializada, vendida y mostrada, no solamente en Córdoba sino también en el Interior del país y en el mundo. Eso también genera recursos como sponsors y publicidades importantes. El dinero genuino, mayoritariamente, va a entrar por la venta de jugadores.

- DA: ¿Qué opinión le merece la Primera Nacional?

- TR: Es un campeonato que va a ser durísimo, porque hay equipos que se reforzaron muy bien. Que de 32 asciendan 2 va a marcar la competencia y el protagonismo que hay que tener para lograr esas metas. El único error que puede llegar a tener el campeonato y que nos perjudica mucho es la imposibilidad de poder jugar los clásicos, que más allá del folklore, nos representa un ingreso importante. Hay que tener eso en cuenta y evitar parates de 3-4 meses en el medio.

- DA: ¿Qué visión tiene sobre las Sociedades Anónimas Deportivas?

- TR: Es un tema para debatir, va a correr mucha agua abajo del puente. Habría que estudiarlo al tema, no sé si habría que cambiar de lleno el formato actual que tienen los clubes de asociaciones civiles a sociedades anónimas. A lo mejor, se puede hacer un sistema mixto como el que hay en Francia... yo creo que son temas para estudiarlos en profundidad y aggiornarlos al fútbol argentino. Con este formato de asociaciones, no tienen mucha vida los clubes "chicos", así que sí o sí habría que llamar a una Asamblea o convocatoria general. Es un tema a debatir en profundidad y con mucha conciencia.

- DA: Se dijo en el entorno del Ascenso que Instituto no quiere estar en Primera División por los costos que debe afrontar, ¿es así?

- TR: Tengo una visión completamente opuesta. Creo que, ascendiendo a la Superliga, es otro el ingreso que te entra por AFA, por televisación, por sponsors, por publicidad, se te revaloriza el activo en jugadores. Pensamos todo lo contrario, creo que es un paso importantísimo en lo deportivo, institucional y en lo económico, es la visión que tenemos nosotros si llegamos a cumplir el objetivo de jugar en Superliga. Ojalá se nos dé la posibilidad de lograr el preciado ascenso.

- DA: ¿Es necesario trabajar con déficit para poder hacer obras?

- TR: Tenemos muchas obras proyectadas y planificadas que son autosustentables, similar al modelo de los palcos y plateas VIP entre 2005 y 2008. La idea es, por ejemplo, refuncionalizar la Popular Norte y colocar butacas, más el sistema de iluminación. Estamos convencidos y hemos hecho un estudio de factibilidad y técnico: vendiendo las butacas los socios, aparte de ofrecerles comodidad, con esa misma plata hacés esas obras y el sistema de iluminación. No es necesario endeudarse para determinar las obras en la cancha. También falta un resto bar en La Agustina, se puede hacer con el aporte de algunos socios. Inclusive algunas obras que deben hacerse en el Instituto Educativo de Alta Córdoba, con la pequeña rentabilidad que está dejando el colegio, se pueden hacer de cara al ciclo lectivo del año que viene. Después obras de mayor envergadura que se dará con el ingreso extraordinario de la venta de algún jugador o la llegada de algún sponsor o publicidad, pero no hace falta endeudar al club o hipotecarlo para empezar a hacer obras o terminar un proyecto ya iniciado.

- DA: ¿Qué mensaje le da a los socios del club como candidato de cara a las elecciones?

- TR: En primer lugar, quiero convocar a los socios en general a que hagan presencia el domingo para garantizar la institucionalidad del club. Personalmente, le pido al socio que me dé su voto de confianza porque tenemos un proyecto de trabajo firme, serio y hecho a conciencia con gente idónea y preparada en el tema. Queremos cambiar algunos valores dentro de la estructura del fútbol y dentro de la parte educativa, cultural y social, que es fundamental en un club como Instituto.