(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) En las primeras horas del jueves, Quilmes recibió una pésima noticia por parte de la FIFA: se hizo lugar parcialmente al reclamo de Unión La Calera de Chile por Lucas Raúl Giovini, un arquero que llegó a préstamo en 2016 y que fue comprado por la directiva anterior sin haber jugado un minuto con el buzo del 'Cervecero'.

En aquel entonces, Aníbal Fernández (presidente) y Andrés Meiszner (vicepresidente) eran quienes comandaban los destinos de la institución. Según pudo saber Doble Amarilla, como Fernández se encontraba de licencia, desde la actual dirigencia denuncian que Meiszner y Luis Andreuchi, mánager de aquel entonces, estuvieron detrás de la insólita operación.

En diálogo con este portal, Jairo Gomelsky, vicepresidente primero de Quilmes, explicó las circunstancias en las que se dio la adquisición de Giovini: "Cuando llegó, se le puso en el contrato una opción de compra de U$S 900 mil. El arquero no había pisado Argentina y, un día antes de las elecciones, mientras en la oposición (hoy oficialismo) estábamos esperando los padrones, hicieron uso de la opción, sin haberlo visto entrenar un día y teniendo un año de contrato por delante para hacer uso de dicha opción", marcó.

"Después de esto, empezamos un juicio para dejar en claro que esto era un fraude. El día de hoy, llegó este fallo desfavorable de FIFA. Lo que ellos ven es que hay una opción de compra de la que se hizo uso y no se pagó. Nosotros sostenemos que esto es una estafa, así que ahora apelamos al TAS", completó el dirigente en conversación con Doble Amarilla.

Según informó Quilmes a través de sus redes sociales, el fallo de la FIFA marca que el club debe pagar U$S 900 mil más intereses por Lucas Raúl Giovini Chiappino. Además, se informa que los abogados de la institución ya están trabajando para presentar apelación ante el TAS.

 

Quilmes A.C. on Twitter

 

"Esta Comisión Directiva agotará todas las instancias administrativas y judiciales que correspondan para revertir esta resolución", cierra el comunicado. "Tenemos que esperar un mes para saber los fundamentos y por qué fallaron como fallaron a favor de Unión La Calera, pero ya decidimos ir al TAS", concluyó Gomelsky en diálogo con Doble Amarilla.