(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Sarmiento de Junín sueña con regresar a Primera. El año pasado se quedó a las puertas: cayó ante San Martín de Tucumán en la final y se quedó sin cupo para volver a la máxima categoría del fútbol argentino. Este domingo, en cancha de Banfield y ante Arsenal, se le presenta una nueva oportunidad.

Antes de la Superfinal, Doble Amarilla se puso en contacto con Nicolás Orsini, delantero del Verde de Junín, quien lanzó una predicción de cómo será el encuentro y se mostró confiado: "Es un partido aparte, lo imagino con roce y no creo que haya mucho juego. Estamos bastante tranquilos, depende solamente de nosotros", manifestó.

 

La entrevista completa, a continuación:

 

DOBLE AMARILLA: ¿Cómo vive estas horas previas a la definición de un ascenso mano a mano? ¿Hay ansiedad?¿Está tranquilo?

NICOLÁS ORSINI: Es un partido bastante particular, pero a comparación de la semana pasada que también se podrían haber resuelto cosas importantes creo que estamos un poco más tranquilos por lo que conlleva tener en frente al único rival y que depende solamente de nosotros poder quedarnos con el campeonato y con el ascenso directo. La semana pasada por ahí ya dependía de otro resultado entonces por ahí teníamos más cosas en la cabeza, pero estamos bastante tranquilos.

DA: ¿En qué momento les llega este partido?

NC: Sarmiento fue un equipo bastante regular durante todo el campeonato. Desde la fecha 8 estamos defendiendo la punta, entonces creo que tuvimos un buen campeonato en general. Más allá que el último partido logramos hacer tres goles y jugamos bien, Arsenal está en un muy buen momento también y es un rival siempre complicado.

DA: Es difícil sostenerse tanto tiempo en la punta, sobre todo en una categoría tan difícil como la B Nacional, ¿en qué partido se dieron cuenta como grupo que podían ser protagonistas? 

NC: Creo que fue una sumatoria de cosas. El primer semestre al haber acumulado tantos puntos eso por ahí nos dio una confianza y nos hizo pensar que haciendo las cosas como las habíamos hecho el semestre pasado podíamos estar peleando cosas importantes. Sabemos que es un campeonato muy parejo, sacamos mucha cantidad de puntos, hasta la última fecha no se definía nada. Si bien nos costó por ahí en el último tramo habían equipos que también estaban luchando lo que lo hizo un poco más difícil y no lo pudimos lograr, pero ahora tenemos una revancha, una oportunidad más y hay que aprovecharla.

DA: ¿Qué tipo de rival es Arsenal y qué tipo de partido imagina usted?

NC: Es un partido a parte. Por ahí yo me imagino un partido hoy y a los dos minutos de partido convertimos un gol y pasa a ser uno completamente diferente. Si no convertimos un gol rápido creo que va a ser un partido cerrado, de mucho roce y no creo que haya mucho juego. Me imagino más un partido así, más allá de que Arsenal tiene buenos jugadores e intenta proponer, nosotros también lo vamos a intentar, pero siempre tenés en la cabeza que es una final y no podés cometer errores.

DA: ¿Fue un gran mérito de este equipo levantarse después de la dura derrota en Mataderos?

NC: No fue difícil porque creo que que el partido en Mataderos, más allá de habernos traído un derrota, creo que nos dio tranquilidad en el sentido de que nosotros venimos haciendo las cosas bien e hicimos un gran partido. Por ahí estuvimos con el arco cerrado, tuvimos chances muy claras donde no pudimos convertir, pero sigo insistiendo en que en ese partido estuvo Sarmiento solo adentro de la cancha. Más allá de que Chicago se quedó con los tres puntos, no creo que haya hecho méritos como para ganar el partido. Fuimos superiores y por eso no nos bajoneó tanto la derrota.

DA: ¿Por qué piensa usted que merece ascender Sarmiento?

NC: Porque fue el equipo más regular de todo el campeonato. Hace de las fecha 8 que estamos punteros y creo que es un gran merecedor del título.