(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Ayer por la mañana, exactamente a las 9:45, el Presidente de La Nación Mauricio Macri aterrizó en la cancha del anexo del club Río Negro de Barrio Belgrano. El mandatario del país visitó a un vecino y, media hora más tarde, dejó el lugar para dirigirse a Timbúes, donde realizó un acto sobre el financiamiento a Pymes. El aterrizaje sin aviso y el fugaz paso por la zona provocaron indignación en el club, que sacó un comunicado.

''Respecto a lo ocurrido con el arribo del Presidente de La Nación Argentina en nuestras instalaciones del anexo Montevideo, no hemos sido informados previamente y nos tomó por sorpresa. Hacemos extensivo este comunicado a nuestros queridos socios y vecinos de nuestra institución a fin de desligar nuestra responsabilidad'', manifestó el club Río Negro.

 

 

Según señala Rosario 3, la sorpresiva llegada del mandatario causó mayor indignación en los dirigentes por la extrema preocupación de los clubes de barrio debido a los tarifazos en los servicios como el agua, la luz y el gas. Los importantes aumentos atentan no solamente contra la mantenimiento de las instalaciones, sino también contra la posibilidad de que algunos puedan abrir sus piletas climatizadas en el invierno que se avecina.