(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El delantero Cristian "El Ogro" Fabbiani, de 37 años, anunció su retiro del fútbol luego de haber vestido durante las últimas cuatro temporadas la camiseta de Deportivo Merlo, en la Primera C. El jugador cuelga los botines tras una extensa trayectoria en la que sobresale su paso por River.

"Es difícil estar listo para el último día. Hoy quiero anunciar que el jugador se terminó. Me retiro. Punto final", publicó en Instagram, y manifestó que cumplió su sueño al jugar en River, club del cual es hincha: "Cumplí muchos sueños que tenia de chiquito, como jugar profesionalmente, vestir la camiseta de River, que la amo, y poder comprarle la casa a mi mamá".

Además del 'Millo', Fabbiani, que explotó en Lanús, jugó en Newell's (2008-2009) y All Boys, club con el que logro el ascenso a Primera Division (2010-2011). También se puso la camiseta de Estudiantes de San Luis e Independiente Rivadavia de Mendoza.

También recordó al entrenador Carlos "Cai" Aimar, quién lo hizo debutar con la camiseta 'Granate' jugando de 10". "Supere una rotura de ligamentos, le gane a un cáncer. Estoy hecho y, más allá de lo que se dijera, siempre puse toda mi energía. Pero no tengo rencor, estoy más grande y maduro", expresó.

Además, en el exterior, el Ogro jugó en Palestino (Chile), Bertan Jerusalem (Israel), CFR CLuj (Rumania), Sport Boys (Bolivia), Liga Portoviejo (Ecuador), CD universitario (Panamá) y Tiburones de Veracruz (México).

En el fútbol argentino, Fabbiani goles en tres categorías distintas, con 269 partidos jugados. En el extranjero marcó 27 goles en 67 partidos. Su gol 100 lo convirtió desde la mitad de cancha el 4 agosto de 2019, jugando para Deportivo Merlo contra Cañuelas por el torneo de la Primera C.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Uno se prepara para jugar en Primera. Es el sueño en cada gol en el club de barrio. O en las Inferiores. Más difícil es estar listo para el último día. Hoy quiero anunciar que el jugador se terminó. ME RETIRO. Punto final. Con una sonrisa, porque cumplí muchos sueños que tenía de chiquito. Jugar profesionalmente. Jugar con la camiseta de River, la que amo. Y comprarle la casa a mi mamá. Eso me propuse cuando quedamos sin mi papá, a los 8 años. Puede haber un poco de tristeza al anunciar el final pero fueron meses en los que maduré la decisión. Quiero decirle gracias a Deportivo Merlo, mi último club. Como también a cada lugar por el que pasé. A Lanús, donde el Cai Aimar me hizo debutar jugando de 10. A Newell’s, donde todavía sueño con esa jugada en el clásico. A All Boys, con el que volvimos a Primera. A... A los que me recibieron fuera de mi país... (hace la lista). Superé las rotura de ligamentos. Yo le gané a un cáncer. Ya estoy hecho. Siempre le puse la mejor energía, más allá de lo que se dijera. Me divertí una cancha, como alguna vez hice afuera. Ahí hay muchos jueces de pibes a los que no llegan algunas cosas rápido y las manejamos como podemos, a veces sin tanta guía. No importa. No soy un tipo que ande con rencor x Ahora ya me siento más grande, maduro. Hace meses que me preparo para ser entrenador. Tengo mi cuerpo técnico con gente de primera en lo profesional y lo humano. Ser buena persona te lleva a ser mejor profesional. Por eso también les quiero decir gracias a todos los amigos que me dio el fútbol, a todos los que me dejaron aprender con reuniones por zoom en los últimos meses. Ahora quiero dejar la careta del Ogro jugador a un costado -estuvieron buenos esos festejos- y seguir aprendiendo afuera de la cancha mirando a zubeldia pipo gorosito Rodrigo Bilbao miguel ruso Gallardo gente que quiero serguir eso pasos y varios más que marcan una huella para los más jóvenes. Gracias por tanto cariño. Gracias por tanto apoyo a mi familia. A mi vieja y hermanas , a mi mujer, a mis hijos. Les deseo a todos que sesn felices. Yo lo fui como jugador profesional de fútbol. Y lo quiero ser en esta etapa que hoy comienzo. Pd los quiero ⚽️elogro❤

Una publicación compartida de Cristian gaston Fabbiani (@fabbianiok) el