Fue el miércoles pasado cuando detuvieron a Pablo Esser, ahora ex presidente de Sportivo Belgrano de San Francisco, investigado por tener presunta responsabilidad en el financiamiento del narcotráfico. El jueves, Doble Amarilla habló en exclusiva con el fiscal que lleva adelante la causaLuis María Viaut. y dijo que "tenemos elementos suficientes para comprobarlo".

Ese mismo día, llegando a la noche, el club cordobés ya tenía nuevo presidenteJuan Manuel Aróstegui. Si bien su trabajo siempre fue de campo de juego y de trabajo en Inferiores, era el actual vicepresidente del club. "Mi función era el campo, pero me dieron ese cargo para darle más cuerpo al rol en las divisiones menores", le manifestó a Doble Amarilla.

Hoy es el nuevo presidente del club y tiene mandato hasta abril de 2022. En menos de una semana, recibió centenares de mensajes de sponsors, futbolistas y de gente preocupada por la situación. Del verde césped al trabajo de oficina y coordinación con los distintos departamentos del club.

Aróstegui dialogó en exclusiva con este medio y contó cómo fue su primera semana, qué situaciones tuvo que resolver y qué espera de aquí en adelante en el cargo. Habló de su relación cordial con Esser y aseguró no conocerlo en el ámbito privado. Y en la misma línea, en caso de que sea inocente por lo que se lo acusa, declaró: "Sé que es una persona inteligente, y lo más lógico sería que de un paso al costado por el bien de la institución".

La entrevista completa:

- Doble Amarilla: ¿Cómo vive está situación anormal que tiene el club actualmente?

- Juan Manuel Aróstegui: La verdad que fue duro, complicado y muy raro. Nos sorprendió a todos. Para explicar mi situación, yo era vicepresidente primero para darle mayor cuerpo al fútbol formativo, que es para lo que yo me formé. Anteriormente era el coordinador del fútbol formativo, y es para lo que me capacité. Nunca era mi idea hacer carrera dirigencial. Pero es lo que marca el Estatuto, y si bien tenía la opción de no aceptar, lo mejor me parecía dar un paso al frente, sobre todo por mi sentimiento por el club. Había que poner la cara y desvincular al club, porque es duro que se quiera involucrar al club de una situación como esta.

- DA: ¿Fue muy brusco su cambio dirigencial? Por lo que cuenta, lo imagino más en un césped que en una oficina…

- JMA: Justamente estoy hablando desde la oficina del club, es cierto que cambió también un poco la rutina, es todo nuevo. Se dio un cambio drástico, porque además estaba con poca actividad dentro del club por la pandemia y porque la parte formativa está sin actividad en el club. También tengo un gimnasio y una escuelita de fútbol, la segunda no está funcionando porque todavía no estaba permitido. Y mi vida estaba siendo en el gimnasio. De un día para el otro son 100 mensajes por día de sponsors, socios, jugadores, administración y demás. Fue estar de nada a estar desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche al palo.

- DA: ¿Y cómo fue en este corto tiempo la adaptación de un campo de juego al escritorio?

- JMA: Cuando asumí la vicepresidencia yo siempre le marqué a la Comisión que mi trabajo iba a estar vinculado al predio más que a estar sentado o en ese tipo de funciones de logística.

- DA: ¿Cómo recibió esas oficinas? Tengo entendido que hubo un allanamiento por parte de la policía en el marco de la investigación…

- JMA: En la oficina lo único que se llevaron fue el libro diario donde se lleva todo el trabajo de todas las áreas. No se llevaron computadoras como se dicen ni pendrive. Fue solamente ese libro donde se detalla la actividad económica. Al día siguiente el fiscal desvinculó al club de la causa y eso nos dio mucho alivio.

- DA: Pero imagino que la voz del fiscal no alcanzó para calmar a todo el entorno vinculado a lo comercial y deportivo…

- JMA: Fue una semana de hablar con sponsors, socios y demás porque estaban muy intranquilos. Por suerte nos van a seguir apoyando y hay llamados de solidaridad y fuerza. Gente que quiere venir a colaborar, y eso ayuda para poder seguir.

- DA: ¿Cómo era su relación con Pablo Esser?

- JMA: Con él siempre tuve una relación institucional, porque yo estaba todo el día en el predio, y él más ubicado al plantel profesional. Teníamos algunas reuniones de cuestiones particulares. Lo conozco desde el 2003 durante su primer mandato. Fue presidente cuando fui jugador. Cada persona es un mundo aparte, y uno nunca termina de conocer a una persona, y menos en este tipo de decisiones. Uno es respetuoso de la Justicia y determinará si es o no culpable.

- DA: ¿Tuvo contacto con él en esta última semana?

- JMA: En absoluto, la verdad que no formo ni nunca formé parte de su círculo íntimo. Imagino que seguramente estará en contacto con su familia por la situación que atraviesa.

- DA: ¿Tiene miedo que puedan involucrarlo al club?

- JMA: En absoluto porque ya lo determinó el fiscal que el club es ajeno a esta situación. Seguimos trabajando en la oficina donde solamente se llevaron un libro, después no tenemos nada que esconder. Esto fue algo que pasó entre tres personas en particular y no tienen nada que ver con la institución.

- DA: ¿Cómo logró convencer a los sponsors y a todo el sector productivo del club para que continúe después de esto? ¿Dependen mucho de ellos?

- JMA: Estábamos en etapa de convencimiento. En primer lugar fue salir a poner la cara. La gente me conoce, soy de la ciudad, jugué mucho en el club y sabe el cariño que tengo. Explicamos la situación y dejamos en claro que el club está exento. Los clubes están por encima de los nombres. Y a los sponsors les aseguramos trabajar de la misma manera y dejar en claro que no ocurrió nada. Su continuidad para nosotros es muy importante, dependemos del sector privado y los socios. Somos un club dedicado al fútbol y no tenemos otra actividad. Para nosotros es fundamental cada sponsor y no nos podemos dar el lujo de perder a nadie.

Sportivo Belgrano on Twitter

 

- DA: ¿Los futbolistas o el entrenador les pidieron dar un paso al costado tras esta situación? ¿Cuál fue la conducta de ellos?

- JMA: Ninguno. Ellos me llamaron apoyándome y que esto lo vamos a sacar adelante. Esperamos poder entrenar en el corto plazo. El 5 de octubre tenemos reunión de Consejo para ver el tipo de formato, y luego ver si el 15 podemos volver a trabajar.

- DA: ¿Se solidarizaron con ustedes compañeros de la institución?

- JMA: Me llamó el presidente de Belgrano de Córdoba expresándome su apoyo, lo mismo técnicos y ex jugadores, también socios y algunos pares como el presidente de Deportivo las Parejas. También tuvimos gente enojada, lógicamente. Por suerte la gente sigue creyendo en el club y eso es lo más importante.

- DA: Tiene mandato por casi dos años ahora, ¿cuál es su proyecto? ¿Tuvo diferencias con Esser?

- JMA: Tengo mandato hasta abril de 2022 y la idea es poder establecer mi impronta dentro del proyecto que ya venía en curso. Con Pablo podía tener diferencias de criterio y de vivir la vida y el deporte. Él tenía muchas cualidades que yo no las tengo. Acá nadie puede negar que el progreso del club tenga que ver con su gestión. Yo no vengo con otra fórmula y otra Comisión, voy a continuar lo que se venía haciendo y aportarle mi experiencia personal.

- DA: ¿Cuál sería su impronta?

- JMA: La idea es poder plasmar el proyecto en papel y que tenga un ideal de futbolistas, cuerpo técnico  y Divisiones Inferiores. Queremos armar algo que mantenga una continuidad a lo largo del tiempo. Para mí el proyecto es una idea, y se irá armando de a poco. Es fundamental darle participación a todos los departamentos del club. Con ellos discutiremos las ideologías, la forma de proceder, etcétera. Creo que tenemos que buscar un proyecto integral a seis u ocho años, sobretodo en la parte de Inferiores. Poder desarrollar futbolistas que lleguen a Primera División.

- DA: No pasó ni una semana, pero imagino que en su cabeza deben pasar muchas cuestiones de largo plazo, ¿se imagina siendo presidente otro mandato? ¿O siente que simplemente tiene que ser la persona que ponga la cara en una transición institucional?

- JMA: Tengo sentimientos encontrados por este tema… hoy por hoy me cuesta pensar. Después de todo esto, yo tenía un sueldo como coordinador y ahora no lo tengo más, al mismo tiempo que tengo que encontrar tiempo para mis dos actividades privadas que mantienen mi economía. Dentro de todo eso está la vorágine de lo que pasó una semana atrás. Tengo puesto en la cabeza el día a día y trabajar hasta 2022. Se tienen que dar muchas cosas para que pueda seguir, y tienen que ser cosas buenas. Hoy tengo que elegir a un coordinador para que cumpla mi función, y va a ser mano derecha mía. Y quizás le doy trabajo a alguien y en el futuro yo no lo termino teniendo… es todo complejo. Estoy para sacar al club adelante, nada más.

- DA: ¿En caso de que Esser sea inocente de lo que se lo juzga, qué debería hacer respecto al club?

- JMA: Creo que es una persona muy interesante, lo más lógico es que tenga que dar un paso al costado. Imagino que sabrá aceptarlo, porque fue un costo muy alto y es lo que la institución merece.