Belgrano de Córdoba presentó, este miércoles, su Protocolo contra las violencias y discriminación por género. A través de un comunicado, el club publicó el documento en su página oficial.

“Luego de varios meses de trabajo y con el acompañamiento de socias, dirigentes y personas allegadas con formación en políticas públicas y género, en un hecho inédito para las instituciones deportivas de Córdoba, Belgrano se convierte en el primer club de la provincia en poner en marcha su Protocolo de acción para la prevención e intervención en situaciones de discriminación y violencias de género, orientación sexual o identidad de género”, anunció el club.

El club, además, expresó que “no mira para el costado y pone en marcha este protocolo, lo que permitirá contar con un marco legal y conceptual desde donde abordar las discriminaciones y las violencias por género, accionar para la prevención y trabajar para su erradicación”.

Doble Amarilla se comunicó con Sole Ceballos, que es quien va estar a cargo del Área de Género y, además, integra la Red Feminista Belgrano. El protocolo es el resultado de un proceso que venimos sosteniendo entre trabajadoras, socias e hinchas cercanas al club, que empezamos a imaginar nuestra participación desde otros lugares. Hubo un trabajo grande desde las trabajadoras del club, me sumé con ellas a un Área de Género que se comenzó a gestar y se reconoció institucionalmente y empezamos a trabajar en el protocolo, leyendo y teniendo muy a mano los documentos de otros clubes que ya lo implementaron. El documento que está público es producto de un recorrido que llevó su tiempo y en el que participaron muchas mujeres comprometidas con el tema”.

Sobre los puntos que se destacan dentro del documento, explicó que cuenta con un marco legal y teórico, en el que da cuenta de la necesidad de poder contar con un protocolo dentro del club. “Habla del ámbito de aplicación del documento, que tiene que ver con todos los espacios del club, todas las actividades que se realicen desde el club, las situaciones que puedan darse en el marco del uso de la tecnología, de discriminaciones por redes, mensajes telefónicos y que necesiten del protocolo como herramienta”, explicó. Además, se plantea el modo en el que se va a trabajar: tiene que ver con la escucha, recepción de las denuncias y del planteo de las situaciones. El protocolo no pretende ser un Estado paralelo, sino que sirva como mediador entre la resolución de una dificultad o situación compleja que se pueda resolver en el ámbito del club, o que necesite recurrir a otros espacios, como el Ministerio de las Mujeres”.

“Hay 'principios reactores' que tienen que ver con el asesoramiento gratuito, es fundamental evitar la revictimización de la persona que plantee la situación, la confidencialidad y el respeto ante quien se acerque a plantear una situación. Es importante tener en cuenta que para resolver una situación entrarán en diálogo el Estatuto del club y el reglamento”, aclaró Ceballos.

Por otro lado, contó que la dirigencia estuvo presente durante el armado del documento. “Fue fundamental poder apoyarnos y compartir con la dirigencia actual del club para poder llegar a tener este protocolo. Encaramos la propuesta y con mucho entusiasmo, trabajadoras del club sabiendo que hay un acompañamiento y una convicción de avanzar en este terreno para construir clubes distintos”, remarcó. El área, que es de creación incipiente, comenzará a hacer focos en “herramientas para implementar para la formación de quienes habitan el club”, algo que se realizará de manera paulatina.

Por último, Sole Ceballos consideró que la creación del documento “es una herramienta fundamental, no solo el protocolo, sino también poder pensar de manera integral y en toda su complejidad a las instituciones deportivas. es importante y necesario transformar el fútbol y dar espacios a quienes desarrollan el fútbol femenino. Sin embargo, los clubes son también todas las demás disciplinas. el paso hacia adelante lo damos con todas y todos”, cerró.

Por otro lado, Vicky Basso, abogada e integrante de la Red Belgrano Feminista, señaló que plantean visibilizar las violencias en razón de género presentes en todos los ámbitos que rodean y atraviesan los clubes. “Muchas de ellas normalizadas a través del tiempo, silenciadas o explícitas a través de medios de comunicación y redes sociales. El protocolo visibiliza que tanto el club Atlético Belgrano como las personas que lo conformamos en carácter de hinchas, socixs, trabajadorxs y cualquiera que habite este espacio nos responsabilizamos y accionamos sobre estas violencias”, detalló.

“El protocolo es una herramienta que permite dar respuesta y marca una línea de acción sobre cómo tienen que ser los clubes: espacios de contención, seguros, amigables, de acompañamiento y no violentos hacia las mujeres y disidencias”, resaltó. Además, destacó el contexto en el que se da la publicación del protocolo en el club cordobés, en el cual se celebrarán elecciones presidenciales: “Nos da la tranquilidad de saber que pase lo que pase ya contamos con área de géneros y protocolo de acción y que a nivel clubes también marca la cancha y coopera en la lucha de lxs compañerxs que vienen peleando por lo mismo como son las compañeras del Encuentro de Mujeres Albiazules del Club Atlético Talleres”, explicó, y destacó la unión con las mujeres de la “T”.

Por último, consideró que “las comisiones directivas se tienen que empezar a hacer cargo y tomar esto como un eje de gestión”. ”Ya no queremos más violencia. Ya no se dejan pasar estas actitudes y de hecho hay voluntad política en prevenirlas. Ya no estamos solxs nunca más”, concluyó.

 

EL PROTOCOLO:

 

Gentileza: Belgrano de Córdoba