(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Tras el empate 0-0 entre Boca y Santos en la Bombonera, el club brasileño encendió la polémica con dos comunicados en redes sociales: la queja que elevará a Conmebol por el supuesto penal de Izquierdoz a Marinho y denunció una agresión.

Acompañado de dos imágenes, el club santista denunció que el micro que traslada a la delegación fue agredido con piedrazos luego del partido. "Una piedra terminó rompiendo el vidrio y pudo haber causado alguna lesión grave a la delegación", escribieron.

 

Sin embargo, el chofer desmintió el hecho. El 'Gringo', mismo conductor que trasladó al plantel Xeneize rumbo al Monumental en la final de la Copa Libertadores de 2018, le dijo a TyC Sports que lo que impactó contra el micro fue una rama que levantó un camión que se trasladaba delante del micro.