Marcelo Gallardo es una marca registrada en las llaves eliminatorias en competencias internacionales. Sus números lo avalan. Sus estrategias lo respaldan. Sus matices sorprenden a los rivales. Ha cambiado la historia continental de River, por eso, de cara al duelo de esta noche ante Palmeiras por la ida de semifinales de la Copa Libertadores, dos aspectos están claros y no sorprenden: el DT es una garantía ante clubes brasileños, pero el adversario de esta noche ha sido una “sombra verde” para el Millonario. El “Muñeco” tiene otro pagaré por levantar.

Marcelo Gallardo jamás perdió una serie a doble partido como DT de River ante clubes brasileños. Levantó una deuda histórica del club al despedir de la Copa Libertadores 2015 a Cruzeiro, pese a haber caído 0-1 en la ida, en el Monumental, por cuartos de final. En la revancha en Brasil, liquidó la llave con una función consagratoria, 0-3, con goles de Carlos Sánchez, Jonatan Maidana y Teo Gutiérrez.

En ese mismo año, por la Copa Sudamericana, y también por un boleto a semifinales, doblegó a Chapecoense. Para volver a enfrentarse en instancias decisivas a instituciones brasileñas tuvo que esperar hasta 2018. Gremio lo sorprendió 0-1 en Argentina y parecía esfumarse la chance de la histórica final ante Boca, pero en la vuelta en Porto Alegre apareció primero Borré y luego Pity Martínez para firmar el pasaje que lo cruzaría con su clásico rival.

Luego de consagrarse campeón en Madrid, le tocó dirimir la Recopa Sudamericana ante Athletico Paranaense, a quién venció 3-0 en casa, tras haber perdido 0-1 en Brasil.

Por la Copa Libertadores 2019, apareció otra vez Cruzeiro por octavos de final y esta vez el desenlace fue por penales. Fue victoria por esa vía y de visitante. El último cruce a dos partidos fue durante la presente edición de la competencia de clubes más importante de la CONMEBOL y River despachó en octavos de final a Athletico Paranaense, tras igualar 1-1 en Brasil e imponerse 1-0 en el estadio de Independiente.

La única derrota en instancia determinante fue la final de la Libertadores 2019, a único partido, cuando cayó 2-1 ante Flamengo en Lima, luego de haber dominado casi todo el partido.

Palmeiras ha sido un adversario muy difícil de superar para River y Gallardo lo vivió en carne propia como futbolista. El único cruce por Libertadores también fue por semifinales. En 1999, el Verdão, eliminó a River y luego se consagró campeón de la mano de Luiz Felipe Scolari. El Millonario ganó la ida 1-0 con gol de Sergio “Bruja” Berti, pero cayó 0-3 en Brasil.

River y Palmeiras también se enfrentaron por la extinta Copa Mercosur. En 1999, por fase de grupos, empataron 3-3 en Argentina y el equipo brasileño se impuso 3-0 como local. Y en 2001, por la misma instancia, igualaron 2-2 en Brasil y 3-3 en el Monumental.

El balance arroja 3 victorias para Palmeiras, 2 empates y apenas un triunfo para River. Marcelo Gallardo no solo buscará un nuevo pasaje a la final de la Copa Libertadores (sería su cuarta como entrenador del Millonario), sino que intentará levantar otro pagaré, otra deuda histórica del club.