(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El regreso de los equipos argentinos a la Copa Libertadores obliga a, sino a quemar todos los libros, al menos a tener el encendedor cerca. River hizo pata ancha en el Morumbí y terminó con un empate por dos accidentes en propia puerta, Boca sometió a Libertad, que lució atado y poco fresco, todo lo contrario a lo que se pensaba en la previa. Racing cayó por un penal y tuvo chances para empatar el juego, Defensa ganó su primer partido en la Copa y por goleada y hasta Tigre empezó ganando en Asunción, aunque después cayó goleado. 

Lo concreto es que más allá de la inactividad, inocultable, lo cierto es que los equipos argentinos estuvieron a la altura. Incluso, Boca y River que fueron a visitas a priori complejas consiguieron traerse puntos del exterior, ni hablar del Xeneize que ganó con comodidad en la Nueva Olla. 

La jornada empezó con Racing en Avellaneda. El elenco de Sebastián Beccacece cayó 0-1, pero no compromete demasiado sus chances en el grupo ya que mantiene seis unidades contra tres de Estudiantes de Mérida y en la próxima jornada viaja a Perú a jugar con el Alianza Lima que perdió sus tres compromisos.

En Brasil, River fue River. Gallardo había avisado que iban a dar batalla y vaya si cumplió. Empezó 0-1 por el gol en contra de Enzo Pérez, empató con el gol de Borré, con un gol "made in River de Gallardo" e incluso llegó a estar 2-1 con el gran gol de Julián Álvarez. Otra desgracia, en este caso de Angileri, terminó configurando el 2-2 con el que terminó el partido. El Millo suma 4 puntos, con un +5 de diferencia de gol, que lo hace aventajar al San Pablo que también tiene 4. Liga es el líder, con 6 unidades y la próxima fecha recibe a San Pablo en al altura de Quito, mientras que River viaja a Lima para enfrentar a Binacional que sin la altura de su lado, habrá que ver qué tiene para hacerle frente al elenco Millonario. 

Boca, por su parte, despejó rápido las dudas y se mostró fresco e incisivo. Con Eduardo Salvio como figura sobresaliente, el Xeneize dio cuenta por 2-0 de un Libertad que apareció como lento y torpe en su andar. Así, el Xeneize pasó a liderar el grupo "H", con 7 unidades y la próxima jornada enfrenta a DIM, en Colombia. Los colombianos perdieron, hasta acá, sus tres partidos. 

En el caso de Defensa, los resultados de la jornada le abrieron la puerta para salir a soñar. El elenco de Varela goleó 3-0 a Delfín en Varela y se acomodó en el grupo, porque Olimpia y Santos igualaron en Brasil. Ahora, el equipo de Hernán Crespo recibirá a los paraguayos y, si les gana, quedará segundo a falta de dos partidos. ¿cómo no soñar en voz alta Halcón?

El último turno fue para Tigre. El elenco de Néstor Gorosito arrancó bien con un golazo de Pablo Magnín, pero Guaraní empató rápido a través de Bautista Merlini. Con el 1-1, el elenco de Gustavo Costas esperó que la cuestión física se hiciera sentir y metió tres goles en el último cuarto de hora. Con el 1-4, el elenco de Pipo quedó muy complicado, con 0 puntos sobre 9 posibles. En la próxima jornada enfrenta a Bolívar, que suma tres puntos, y buscará ganarle para quedar tercero e ingresar en la Copa Sudamericana.