(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Roberto Sagra le declaró la guerra a Claudio Tapia y, con eso, a la AFA. El presidente de San Martín de Tucumán no toleró la manera en que desde Viamonte se decidió proseguir con la continuidad de los torneos, haciendo que los ascensos rumbo a la Liga Profesional se ganen en la cancha y no por quienes lideraban cada zona. Claro, San Martín era uno de ellos.

El encono llegó a tal punto que Sagra, en los medios, desligitimó a Tapia y otros dirigentes con frases sonantes. Precisamente en los agravios está basada la denuncia que Pablo Toviggino, Secretario de Presidencia de la AFA, presentó el pasado miércoles ante el Comité de Ética. En ella también se hace mención a que Sagra fue el instigador de una marcha de los hinchas del “Ciruja” tucumano protestando contra la decisión de definir los ascensos de todas las categorías en la cancha. En momentos de una pandemia global, y cuando desde las más altas esferas se insta a “quedarse en casa”, en Tucumán instaron a participar de una marcha que terminó siendo multitudinaria a lo largo de muchas calles de la capital tucumana.

En la denuncia, se hace eje en 'falta gravísima a las reglas de la ética principalmente lo regulado en el Artículo  1 del Código de Ética' aprobado por Asamblea de AFA en marzo de 2017. En el citado artículo, se marca que "el presente código se aplicará a aquellas conductas que puedan perjudicar la reputación e integridad del fútbol, particularmente cuando se trata de un comportamiento ilegal, inmoral o carente de principios éticos. Su aplicación se centra en líneas de conducta en el seno del fútbol asociación, que guardan escasa o ninguna relación con acciones en el terreno de juego.” 

Esto se relaciona a una declaración que Sagra vertió en “Club 94.7”, cuando comparó a la AFA con una dictadura: “La AFA actúa como una dictadura y ojo con que te opongas a algo porque te pasan a otra vereda…te mandan emisarios”, refirió. En el texto de la denuncia, entonces, se subraya la violencia que encierra esa frase: “Esta frase calumniosa la suelta con total liviandad en un país que sufrió durante muchos años dictaduras de las más duras siendo la más sangrienta la última vivida entre 1976/1983”.

Por las injurias contra Tapia y otros dirigentes y por instigar a la marcha de hinchas en San Miguel de Tucumán, es que Toviggino le pide al Tribunal de Ética que se sancione a Sagra con la inhabilitación de ejercer funciones o actividades relacionadas al fútbol. Según reza el Artículo 25 del Código de Ética de Conmebol, “el incumplimiento de este artículo será sancionado con la correspondiente multa, cuyo importe mínimo será de Dólares Norteamericanos 5.000, así como con la obligación de retractarse por medios proporcionales a aquellos en que fue proferida la ofensa y la prohibición de ejercer actividades relacionadas con el fútbol durante un periodo máximo de dos años. En los casos más graves o en los casos de reincidencia, podría decretarse la prohibición de ejercer actividades relacionadas con el fútbol durante un periodo máximo de cinco años.”. De confirmarse, esta sanción podría ser un golpe muy duro para Sagra, ya que podría poner en juego su presentación para renovar el cargo de presidente de San Martín de Tucumán. 

En el final de la denuncia, Toviggino pide que se cite a declarar a Juan Pablo Beacon, ex Presidente del Consejo Federal y el propio Claudio Tapia para dar testimonio. Según le confirmaron fuentes del Tribunal de Ética a Doble Amarilla, la denuncia ya está en poder del propio tribunal. Ahora, entra en una fase de análisis. Si se considera que podría haber una falta por parte del presidente del club tucumano, podría haber un llamado a declarar para Sagra.

Denuncia Ética Toviggino co... by Javier Hernán on Scribd