(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Este miércoles se reunieron los preparadores físicos, en el ciclo de charlas vía teleconferencia organizadas por AFA. Claudio Tapia realizó la apertura con un mensaje de agradecimiento en la charla coordinada por el médico de la entidad, Donato Villani. Además, participaron miembros de la Asociación de Preparadores Físicos (APEFFA).

El presidente de la Casa Madre del fútbol argentino abrió la exposición y destacó que los PFs “son una parte importante en la preparación y cuidado de los profesionales”. Además, destacó la importancia de la presentación del protocolo de APEFFA. “Nos toca trabajar para que la vuelta a los entrenamientos sea de la mejor manera”, agregó.

Luego habló Elvio Paolorosso, miembro de APEFFA. Destacó la desigualdad que se generó en esta época de pandemia, ya que “algunos futbolistas entrenan en un balcón, patio, parque, de acuerdo a sus condiciones”. Luego, agregó que desde la entidad brindan sugerencias, pero que se adaptan “a lo que determine el Gobierno Nacional y la AFA para volver a entrenar”.

Luego, Villani se encargó de realizar un repaso sobre el protocolo médico de AFA. Destacó las medidas de higiene y distanciamiento, la infraestructura (transporte) y los testeos. Abocándose a la parte de prácticas, “el tiempo de entrenamientos no puede bajar de seis semanas. Vamos a tener que estar en contacto preparadores y médicos con las cuestiones de lesiones”.

“Aconsejo las evaluaciones médicas necesarias y que en los cuerpos médicos exista la presencia de psicólogos porque vamos a tener muchos temas psicológicos con los jugadores”, destacó.

Entre los puntos en común que se destacaron de las exposiciones realizadas, se destacan la necesidad de entre seis y ocho semanas de entrenamientos con etapas de adaptación específicas. Además, que, por al menos un mes, se juegue un partido por semana para reducir el riesgo de lesiones. En el Ascenso, por su parte, señalaron dos complicaciones: en cuanto a recursos sanitarios y al transporte. El fútbol femenino, por su parte, necesitaría entre ocho y diez semanas de entrenamiento y tener en cuenta ciertos desafíos, como personal médico, transporte y la necesidad de una competencia en este 2020 para evitar la salida masiva de jugadoras.

 

EXPOSICIONES:

Alejandro Kohan (Defensa y Justicia): “Venimos trabajando desde hace 120 días con diferentes programas de entrenamientos adaptados a las posibilidades de nuestros jugadores. El confinamiento o desentrenamiento va a implicar un riesgo de lesión”, señaló.

Por su parte, el ‘Profe’ mostró varios gráficos explicando las consecuencias que provoca en el estado físico del jugador la falta de entrenamiento en espacios específicos para las prácticas.

 

Mauro Ceruti (Newell’s): “Los que llevamos la parte más importante en lo físico de los jugadores somos los profes. Vamos conociendo situaciones que no conocíamos, que tienen que ver con el aspecto psicológico”.

No queremos tener que volver en tiempos cortos jugando muchos partidos, para evitar esta cantidad de lesiones. Respetando el protocolo de sanidad, proponemos que el retorno sea de manera progresiva. Necesitamos de, por lo menos, el 50% del tiempo de inactividad que tuvieron los jugadores. Consideramos que sean ocho semanas”, afirmó, respecto al tiempo que consideran ideal para retomar las prácticas.

Por otro lado, destacó las etapas de entrenamientos que se deberían tener en cuenta: la primera, de adaptación general “para equiparar formas físicas de los jugadores”, una pretemporada y una pre-competencia, en la que se podrían incluir partidos amistosos.

"Es de vital importancia jugar un solo partido por semana en el lapso del primer mes. Una de las causales de mayor lesión es el hecho de jugar cada 3-4 días", destacó. "Creemos importante definir calendario de competencias para la temporada 2020/21 y el receso”, completó.

 

Luis Cairo (All Boys): “Observamos una cuestión heterogénea en el Ascenso: algunos están bien y similares a los de Liga Profesional, mientras que otros tienen déficits”, indicó.

Apuntó que sobre el punto de infraestructura, materiales y recursos humanos no habría dificultades para planificar la vuelta del fútbol. Sin embargo, consideran que encuentran complicaciones en “recursos sanitarios, los testeos y los médicos. Todos los clubes tienen un médico a disposición, pero no todos los días. En esta circunstancia, el rol del médico cumple un papel esencial”, destacó.

“En el Ascenso observamos que el 30% de los jugadores usa transporte público y el 70% transporte particular, pero la mayoría comparte auto. Consideramos que hay q hacer un esfuerzo en el ascenso para cumplir a rajatabla los protocolos”, estableciendo así, la segunda complicación que se presenta en los clubes de categorías menores.

Osvaldo Conte (Fútbol femenino AFA): “Es un área en continuo crecimiento y esto generó una interrupción. El fútbol femenino por primera vez generó una categoría profesional, lo que genera una adaptación. El 90% de las jugadoras tienen una deficiente formación de base y eso genera una mayor tasa de lesiones”, comentó.

“Vamos a tener que tener semanas discontinuas al principio, 3x1, 2x1, lo que genera aumento progresivo de la intensidad para evitar lesiones que demoren la preparación. Planteamos como mínimo seis semanas de preparación. Habría que hablar entre ocho y diez y una rápida vuelta a la actividad en lo posible”, analizó.

También explicó los desafíos que tendrá la disciplina: “Como prioridad planteamos es personal médico, atender los traslados porque un 70% de las jugadoras usan transportes públicos, conformación de cuerpos técnicos en el aumento de integrantes y la competencia. Evitar la deserción y el éxodo de jugadoras por falta de competencia”.

Carlos Juarez (Fútbol playa): “En esta etapa se tuvo en cuenta lo socioafectivo y por eso se realizan reuniones virtuales. Lo emotivo estuvo a la orden del día para que los jugadores no bajen la guardia y sigan entrenando con la misma motivación”, destacó.

“Lo que va a pasar es que van a querer recuperar el tiempo perdido, tocar la pelota de entrada, y va a ser una de las situaciones más inadecuadas. Tenemos que manejarnos con sutilezas y armonía para que las dos primeras semanas no sean eje en las lesiones”, opinó.

Coincidió en el tiempo de entrenamientos previo a la vuelta de la competencia: "Las seis como mínimo y ocho como ideal son las adecuadas" y dio detalles sobre la situación del jugador de fútbol playa. “Deberá adaptarse a sacarse las zapatillas y jugar descalzos. La gran mayoría la última vez que pisó la arena fue en marzo”, Por último, destacó que “la arena ayuda a prevenir lesiones”.