(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El fútbol argentino está a poco más de un mes de uno de los días más trascendentales del siglo, y quizá de su historia. Como viene adelantando Doble Amarilla, para el 22N AFA convocará a una Asamblea extraordinaria con el objetivo de votar una modificación estatutaria que permita a los clubes optar por la conversión Sociedades Anónimas Deportivas. Sobre este hecho, Augusto Costa, vicepresidente segundo de Vélez, dejó clara su postura en contra a través de las redes sociales: ''El fútbol argentino no va a ser el mismo si este proyecto se aprueba'', opinó.

Augusto Costa on Twitter

''En la actualidad, el estatuto de AFA prevé que los clubes asociados únicamente puedan ser Asociaciones Civiles Sin Fines de Lucro, modelo relacionado con la función social y deportiva que históricamente cumplieron los clubes. Lo que se pretende ahora es echar por tierra ese rol y quitarles a los socios y socias la potestad de decidir sobre el futuro de sus Instituciones, permitiendo la privatización de los clubes y transformándolos en empresas con dueños y con fines de lucro''inicia explicando Costa mediante un hilo en Twitter.

 

Augusto Costa on Twitter

 

Augusto Costa on Twitter

 

''Si no podemos decidir el futuro de nuestros clubes de manera transparente, no le estamos haciendo ningún favor a nuestro deporte. Aquellos dirigentes que pretendan votar en contra de la historia de los clubes deberían hacerse cargo y no esconderse en una oscura votación secreta''indicó a modo de crítica y evidenciando su disconformidad con el hecho de que se esconda la identidad de quienes votan a favor del modelo de SAD. ''Nuestros clubes no son empresas, la pasión no se privatiza. #NoALasSad'', cerró el dirigente velezano.

El tema es una obsesión para Mauricio Macri. Cabe recordar que ya a mediado de los 90, el entonces mandamás de Boca intentó que en la Asamblea de AFA de ese año se apruebe la posibilidad de introducir en el Estatuto la figura de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD). El resultado fue un contundente 34 a 1 en contra de esa iniciativa. Macri suele recordar esa derrota como la peor que sufrió en su vida. 

Desde que asumió como presidente de la Nación, Macri viene trabajando en el proyecto SAD con una mesa chica, cuyas  patas ideólogas son el secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, y Fernando Marín. En tanto, Daniel Angelici es el hombre encargado de bajar al barro e imponerlo entre sus pares del fútbol. En un primer momento desde el Ejecutivo se debatió de qué manera abrirle la puerta a las Sociedades Anónimas. Se barajó la modificación de la ley y hasta se bosquejaron diversos DNU con ese objetivo. Con un anteproyecto en mano, el propio Marin  y Nicolás Massot, jefe de la bancada de Diputados del PRO, hicieron a fin de año pasado un road show entre empresarios para tentarlos con futuras inversiones en el fútbol.  

Finalmente, y como adelantó Doble Amarilla hace dos meses, hay una decisión política del Gobierno y del fútbol de llevar el debate respecto a las sociedades anónimas al terreno concreto pero de manera inversa: primero la puerta se abre desde el fútbol y luego interviene el Ejecutivo o el poder Parlamentario. Según pudo confirmar este medio, eso ocurrirá finalmente el próximo 22 de noviembre, cuando se realice la Asamblea anual de AFA y una Asamblea extraordinaria que será llamada en los próximos días.